Calor en la Sombra

“Calor en la sombra” no sólo es un álbum de la banda estadounidense de hard rock KISS, lanzado en 1989, y en donde se incluyen éxitos como “Forever”, “Cadillac Dreams” y “Hide Your Heart” (Esconde tu corazón), y en cuya portada Hot in the Shade (Calor en la Sombra) aparece una pirámide egipcia, que alegre se protege del ardiente sol con lentes negros.

“Calor en la Sombra” es el espacio de periodismo y difusión que ustedes estaban esperando, en el que aparecerán textos principalmente de mi autoría y a veces de amigos invitadoscomo artículos de análisis, frescos ensayos, crónicas, reseñas de libros, notas periodísticas, así como entrevistas, semblanzas o retratos de personajes del arte, la cultura, y por qué no, hasta de la política, entre otros temas de interés.

Así como algunos personajes pintorescos de dominio público y otros de la calle, que deambulan bajo la sombra del anonimato, y que en muchas ocasiones han aportado algo al mundo; aunque el mundo se haya olvidado de ellos.

Será también un espacio de difusión de otros blogs afines de periodistas y escritores amigos, plumas finas y lentes tenaces como el cronista Kristian Antonio Cerino, el periodista Víctor Ulín y el reportero gráfico Jaime Avalos, por mencionar algunos, relacionados a la causa, que viven y trabajan y respiran bajo la lluvia de fuego de Tabasco “Capital mundial del calor y los mosquitos”, donde la temperatura se dispara por encima de los 45 grados, y alcanza a la sombra, los 40. Tierra donde El sol se saca del bolsillo el día.

Ya sea en tu computadora, en tu BlackBerry o en un periódico que los publique, estos textos son ideales para disfrutar en la oficina, en el sofá de tu casa o en una hamaca… Siempre bajo el Calor que nos brinda la Sombra.

Sean ustedes bienvenidos, esta es su casa, pueden entrar en ella cuando ustedes gusten, o como dijera la canción de Eagles, Hotel California: “Puedes visitarlo cada vez que quieras, pero nunca lo podrás dejar…”

Atentamente:

Jaime Ruiz Ortiz

Fotografía de portada: Ricardo Cámara

Diseño de portada: Armando Gómez Romero

miércoles, 25 de abril de 2012

El parque de Evaristo





Hay niños y niñas
en las niñas de los ojos
de las niñas y los niños
A mi hijo Axel

Dicen que cada quien habla a como le fue en la feria, y para quien escribe este texto, esto fue lo mejor que el ex presidente municipal de Centro pudo haber hecho durante su trienio: Un parque temático, divertido y colorido, donde los niños pasan momentos inolvidables, mejores.
                              
Antes de abrirlo, Evaristo Hernández Cruz convocó a un concurso para que los infantes de Tabasco pudieran bautizar el parque con el nombre que ellos mismos propusieran.

Ponle nombre a tu parque se convirtió en una campaña que de acuerdo a los organizadores, recibió propuestas de “más de mil niños de 70 escuelas”.

De ahí surgieron nombres atinados como el ‘Parque del Amor y la Amistad’, el ‘Parque de los Corazones’, ‘Parque de la Igualdad’, ‘Divertilandia’ y ‘El Palacio de los Niños’. No faltó quien propusiera que este espacio se llamara: ‘Evaristolandia’.

(En lo personal, yo apostaba por los nombres con los que había participado a través de unos vecinos: “Un mundo Feliz” ―como el libro de Aldous Huxley― y “Sueños y Sonrisas”).

Aunque ninguna de mis propuestas ganó el concurso, los organizadores tomaron una decisión: El nuevo parque se llamaría “De los Sueños y los Deseos”.

Mi hijo Axel Francisco le dice simplemente: “El parque de Evaristo”.



Inaugurado el martes 2 de diciembre de 2008, ante padres de familia, maestros y cientos de estudiantes de primaria. Entre fuegos pirotécnicos, payasos y marimbas, Hernández Cruz aprovechó la oportunidad para presumir este recinto como el “único en su género”.

― “No van a encontrar en el estado un parque similar a éste” ―Sentenció.

…Y así fue.


Enclavado en un espacio ubicado entre el Palacio Municipal y el Planetario Tabasco 2000, y construido en un área reforestada ―a finales de los ochentas― por infantes de la escuela primaria Niños Héroes, el parque De los Sueños y los Deseos cuenta con toboganes, resbaladillas, columpios y aparatos para condicionamiento físico para adultos.

Sus juegos son azules, rojos, amarillos, verdes y morados, colores que después de algunos años conservan su brillo, invencibles contra la lluvia y contra el sol y contra el tiempo.

“El sol es un hermoso globo rojo cuyo hilo tiene un niño”, mientras las madres, en su mayoría jóvenes, caminan celosas, vigilantes tras sus hijos, como gallinas que custodian sus pollitos.

Hay bancas donde la gente se despeja por un rato de las deudas, los quehaceres de la casa, de las quincenas que no llegan, del trabajo. Ríen fácilmente, leen revistas y platican y comen sándwiches y tortas que prepararon en la casa antes de salir.

Voy con mi hijo seguido los sábados y los domingos a esta pequeña ciudad de sílabas azules, naranjas y violetas, distribuida en ‘calles’ que tienen nombres como éstos: Sé amigo, Conócete a ti mismo, Vive en armonía, Lee un libro, Disfruta de la vida.

Cuenta con espacios para que los niños pinten al sorprendente Hombre Araña, las aventuras de Dora la Exploradora, a su primo Diego con todo y su mochila, al Rayo McQueen junto a su amigo Mate; al flaco Woody montando a Tiro al blanco, y a Buzz Lightyear como gritando “Al infinito, y más allá”.

En El Parque de Evaristo ―como él mismo le dice―, mi hijo Axel no se cansa, persigue a una niña durante varios minutos. La cansa. Corre detrás de otra, y otra y otra más.

Otra niña, ya agotada, y brillante de sudor:

― “Porqué no sigues a él” ―le dice―, mientras señala a un niño que pasa manejando un deportivo invisible, y Axel se monta en su relámpago que es, y lo persigue como un pájaro tras la flecha, inquieto y feliz.

Desde afuera nos llega cierto olor a chicharrines, a palomitas fritas y a sorpresas. Huele a raspados de vainilla, de mangos y de fresas.

Entre las ‘calles’ Actitud frente a la vida  y Vive con alegría se escuchan los columpios donde las frentes se despeinan, donde los abuelos gozan a sus nietos como no lo hicieron nunca con los padres de sus nietos.

Existe también un área para adultos (que no es lo que usted cree), es una especie de gimnasio, para odiar a nuestras lonjas y a las tortas que se comió en la semana.

Pasan los childrens frente a uno, juegan con la brisa de las fuentes cercanas.

El parque de Los Deseos, es un parque urbano ubicado en Medellín, Colombia, creado con el fin de relacionar el universo con la gente”, según Wikipedia.

Sigmund Freud, en un ensayo titulado: Los sueños y los deseos. La realidad y la ilusión, refiere que “todos los sueños representan la realización de un deseo por parte del soñador...” Para nosotros que crecimos entre trompos y canicas, elevando papagayos con suspiros, disfrutamos ver a nuestros hijos divirtiéndose de una forma distinta a la nuestra: “El Parque de los Sueños y los Deseos” es el que nuestra infancia soñó.

                                                  Axel bajando del tobogán


“El sueño no es meramente actividad somática ―apuntaba Freud―: es un acabado fenómeno psíquico de realización de deseos”.

Y todos los sábados y los domingos mi hijo quiere ir de nuevo, y ya es martes o jueves y él pregunta cuándo vuelve a regresar.

Llevo a mi hijo Axel al parque y alegre me dice antes de entrar: “Palque de Evalito: lo quiele mi colatón”.
                       


Puedes publicarlo, retwitearlo, facebookearlo, o compartirlo con tus contactos de correo.


Participa en la encuesta y dinos si tuviste una infancia feliz.
También deja tu comentario explicando cómo te divertías de niño, 
qué parques visitabas; qué jugabas y cuáles eran tus travesuras preferidas.   


3 comentarios:

  1. Buen texto, mi querido Jaime. Ah, la infancia, la infancia. Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Gracias mil por tu envío, Jaime. Me gustó mucho tu blog y te auguro mucho éxito. Me han hablado del parque y lo he visto a lo lejos cuando paso por ahí pero ahora quiero visitarlo; sé que llega mucha gente a disfrutarlo.

    Un parque es un tesoro como lo es un libro. Yo tuve una niñez maravillosaaaaaaaaaaa, la que le deseo a todo niño.

    Bravisssimo, Jaime.

    Ruth Pérez Aguirre
    Miembro de la Sociedad de Escritores Latinoamericanos y Europeos, y de La voz de la Palabra Escrita Internacional.

    Premio Internacional El portal de los sueños. Argentina 2008.

    Publicó en un libro de literatura infantil: “La muñeca de papel. El juego de las letras”, Uruguay-Brasil 2007. Ha participado en antologías en Argentina, Uruguay, Australia, México y Estados Unidos, entre otros países. Autora de la novela “La casa árabe”.

    ResponderEliminar
  3. Muy bien Muchachito!
    Lucha por este espacio y te deseo muchos éxtasis.
    Un abrazo. Porfirio

    Porfirio Díaz Pérez, Director de la Red Estatal de Bibliotecas de Tabasco; Promotor de la lectura en niños.

    ResponderEliminar